Home » Interdisciplinariedad y discapacidad » Economía del conocimiento: Nueva fase en el desarrollo del Capitalismo

 
 

Economía del conocimiento: Nueva fase en el desarrollo del Capitalismo

 

La crisis económica de 2008 reforzó la idea de que la base del bienestar y desarrollo no son la materia prima o la energía, sino el conocimiento.  La economía del conocimiento es la economía del futuro de una región del planeta y se percibe por la cantidad de trabajo investigativo en ciencia y tecnología.  El retraso productivo se está concibiendo no como falta de oportunidades o carencia de recursos financieros o materiales sino como “emergencia en innovación” donde se hace más clara la frontera entre economía y educación.  En octubre de 2011 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE convocó en Paris el Foro Global para la Economía del Conocimiento a consecuencia del cual Francia implementó un programa de desarrollo de nuevas plataformas industriales reuniendo a universidades, centros de investigación y empresas en “agrupaciones de innovación” en un proyecto denominado GIANT (Grenoble Innovation for Advanced New Technologies), un proyecto de formación de un tecno clúster que costará al fisco galo 47 mil millones de dólares tomando como modelos el Valle del Silicón en California, Estados Unidos; la Ciudad de la Ciencia en Zúrich; Ciudad de Medios Digitales en Seúl o la Ciudad de la Educación en Qatar, emporios elevados no sobre la base de industrias extractivas como petróleo o minerales sino sobre la base del ingenio humano.  Ninguna otra zona del planeta podrá tener fácilmente un porcentaje tan alto de IQ por kilómetro cuadrado.  Estas son regiones donde se combina el conocimiento, el capital de inversión y las nuevas ideas, donde emergen los desarrollos en ciencia y tecnología, medidos en el número de nuevas patentes registradas.  Estos paraísos de Innovación y Desarrollo están creando, a su vez, grandes zonas geográficas vacías en desarrollo tecnológico, zonas donde la actitud para la inserción en la economía del conocimiento tenderá a ser escasa, tal como lo advirtió el FMI en octubre del 2011 llamando a los gobiernos sobre la necesidad de aumentar el presupuesto en educación para así integrar su sistema económico a las nuevas industrias digitales que se expanden a una escala y rapidez no conocida en ninguna de las industrias que erigieron al capitalismo.  Se necesita una educación capaz de fomentar en los jóvenes niveles de conocimiento altos, la creación y la capacidad de adaptación.  Todo ello ejemplificado en Corea del Sur, país donde hace una generación, sus líderes políticos invirtieron en mejorar el nivel de educación y ahora, en el nuevo milenio, occidente está importando de allí tablets, Smart phones y automóviles como lo afirma Robert Auman: “¿Cómo hacer posible la innovación?  Educación, educación, educación”.

Con la crisis económica global en 2008,  se perdieron en 11 millones de empleos, la mitad de ellos en Estados Unidos, quedando  así cesantes millones de trabajadores poco calificados de la industria manufacturera, ello ejemplificado en la quiebra económica de la ciudad sede de la industria automotriz norteamericana: Detroit anunciada en julio de 2013. El número de graduados está cambiando la balanza de poder en el mundo.  China ostenta actualmente el 12% de los graduados del planeta, al mismo nivel de Inglaterra, Alemania y Francia y donde Estados Unidos posee el primer lugar con el 26% de los graduados (Corea del Sur ocupa la sexta posición).  Desde el punto de vista de la economía del conocimiento, Estados Unidos sigue siendo una potencia formidable.  Un listado llevado a cabo por la OCDE en 2011 reveló que de las 50 universidades del mundo con mayor impacto, 40 de ellas están ubicadas en Estados Unidos, donde la capacidad de investigación e innovación es formidable.  El informe de los estados financieros de dos universidades en Boston; la universidad de Harvard y el MIT obtienen 42 mil millones de dólares de sus recursos gracias a donaciones, pero que no muestran necesariamente una posición donde los ingresos por patentes sean significativos, y más bien apalancando en el tradicional mecenazgo de los plutócratas norteamericanos a las  artes y ciencias.

A partir del último debacle económico se pudo dilucidar las mejores estrategias de supervivencia como lo expresó José Ángel Gurria, secretario de la OCDE: “Tenemos que reiniciar las economías con un tipo de crecimiento más inteligente”, pero también deberíamos advertir: un desarrollo más inclusivo, para evitar los problemas del crecimiento económico en regiones como América Latina, donde se mezcla el desarrollo económico con ciudadanos cada vez más dispuestos a acudir a la calle. Un ejemplo de ello es Colombia que ha sido catalogado como el más inequitativo en el continente.  En la década de 2000 el país registró un crecimiento del Producto Interno Bruto entre el cinco y siete por ciento, por encima de la media del continente, pero este mejor desempeño no se vio reflejando en un disminución de la pobreza.

Colombia sumida en la trampa de pobreza. Tomado el 31 de julio de 2013.   http://www.portafolio.co/detalle_archivo/MAM-3646094.  28 de septiembre de 2009.

En los países de mayor crecimiento económico en la región en 2012,  Chile 5,6%; Brasil 2,5% y Perú 6,3%, se están realizando grandes movilizaciones sociales que están cuestionando la bondad de ese crecimiento económico. En Chile las movilizaciones se han dado contra el modelo de educación superior producto de la era Pinochet; en Brasil contra la corrupción política y los exorbitantes costos del mundial de fútbol de 2014; y en Perú contra la falta de representatividad de la clase política, movilizaciones sociales contra partidos en el poder de todo el espectro político: Centro Derecha en Chile, Izquierda obrera en Brasil y  nacionalista en Perú.

Las protestas agitan los países más pujantes de Latinoamérica. Tomado el El 31 de julio de 2013 de http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/28/actualidad/1375041792_294136.html..

Crecimiento económico continental basado en sectores como agricultura industria minería y no necesariamente en los sectores a los que apunta la economía del conocimiento: electrónica, energía, computación. Siendo válida en el continente la paradoja  que estamos creciendo en términos económico pero estamos creciendo mal en términos de vincular a esta expansión a todos los sectores sociales.   Rediseñando la expresión del director del OCDE: Tenemos que reiniciar las economías luego de las crisis de 2008 con un tipo de crecimiento no solo más inteligente sino más inclusivo.

 

Leonardo Agudelo Velásquez

Historiador y docente

Coordinador Blog

Instituto de Estudios Interdisciplinarios

Instituto de estudios Interdisciplinarios

Director: Richard Tovar Cárdenas. Coordinador: Mauricio Milazzo Ramírez

Contacto

Carrera 1ª No. 12-53 3420288 y 3419900 Extensiones 2150,2151, 2152, 2153 y 2154 interdis@uexternado.edu.co